La sociedad del conocimiento está conformada por una diversidad de tecnologías que están permeando las distintas reparticiones de esta. La educación no ha estado ajena a estos cambios e innovaciones. Una de estas tecnologías tiene relación con las plataformas virtuales, en donde el aprendizaje virtual y colaborativo son partes del andamiaje de la formación b-learning, como e-learning. Se desea que el alumno acceda a las potencialidades de lo expuesto a través de una indagación individual y colectiva, de modo que puedan reflexionar sobre los alcances de las plataformas virtuales educativas (por ejemplo, Atutor, Moodle), desde la mirada de sus aplicaciones comunicacionales, accesibilidad, o de sus funciones asociadas a la gestión, información, e implementación de formaciones a distancia.