El desarrollo de las tecnologías nos lleva a nuevas formas de acercarnos a la información y al conocimiento. El carácter lineal de los medios tradicionales evoluciona ante la existencia de un lenguaje interactivo (multimedia) que nos propone una nueva manera de trabajar los contenidos educativos, enriqueciendo así la experiencia de los procesos de aprendizaje. La necesidad de repensar los ambientes y métodos educativos tradicionales ha hecho que las disciplinas se vean involucradas en el ejercicio de proponer e investigar nuevas formas de transmisión de conocimiento en la educación; es así como se ha llegado a ver la combinación del diseño gráfico, la ingeniería y la pedagogía como una poderosa combinación (multimedia) que puede aportar muchas soluciones educativas.

Asignatura teórico-práctica que entrega orientaciones a los participantes para incorporar las tecnologías desde una mirada didáctica o cómo enseñar con ellas. A través de las actividades diseñadas se explorarán los componentes del escenario didáctico, sus modelos asociados y sus ámbitos de intervención a través de estrategias pedagógicas como la exposición del docente o los debates y discusiones generados en la asignatura.

Asignatura teórico-práctica que reflexiona sobre la relevancia de las competencias tecnológicas en la sociedad del conocimiento, "sociedad que busca una comprensión más profunda del papel de las nuevas tecnologías de la información y comunicación en la consecución de un proyecto de sociedad equitativa" (Fandiño, 2011). Por otro lado, este mismo autor plantea que desde la visión de la educación universitaria, "la sociedad del conocimiento reclama el de generar ambientes que integren el uso de las tecnologías en la educación para que el alumno tenga una comprensión y una gerencia más activa en el proceso educativo a través de materiales, actividades y proyectos multimediaticos". En este mismo orden y dirección, y con respecto a lo último, las competencias tecnológicas se relevan como significativas para los individuos, pues la educación abre los espacios y tiempo para el desarrollo de saberes, y el saber hacer, generando individuos o profesionales más autónomos y eficaces tanto en la escuela como en el trabajo diario.